¿Cómo lo hacemos?

Para obtener un aceite de Oliva de excelente calidad, como lo es el nuestro, Virgen Extra Oleomaja, hay que tener en cuenta conceptos primordiales, como no, poner especial cuidado en su elaboración y tratamiento en las distintas fases de su manipulado, siempre mecánico, sin ningún proceso químico, con el fin de mantener intactas todas sus cualidades, conservando sus valores nutricionales y sustancias antioxidantes.
El aceite llega a Oleo Maja

Para comenzar a explicar este proceso, lo primero que debemos hacer, es traspasar nuestro aceite desde el camión mediante un sistema de tuberías hasta el deposito, todos ellos enteramente fabricados y acabados en acero inoxidable. Una vez traspasado todo el contenido al depósito, lo que haremos será pasarlo al depósito contiguo, no sin antes eliminar todas las impurezas y agua que acompañaban el aceite, y esto se consigue mediante la intervención de dos procesos de filtrado, como son en primer lugar, unos filtros de celulosa y otros de tierras diatomeas.

Filtramos y enviamos al depósito nodriza

Teniendo el aceite en el depósito, habiendo ya pasado por los filtros de celulosa y las tierra diatomeas, lo que nos dispondremos hacer en este momento, es ir traspasando sistemáticamente el aceite a un depósito nodriza, pero antes de que llegue a este pequeño depósito para ser envasado, nuestro aceite volverá a pasar por tres filtros, por si en cualquier caso hubiera quedado alguna impureza, ya que el aceite debe de llegar lo más perfectamente posible este último paso antes de ser envasado.

Paso final. Envasado

Una vez dispuesto el aceite en el depósito nodriza, ya solo queda ponernos a envasar nuestro aceite mediante nuestras máquinas, cabe recordar que durante todo el proceso que hemos ido explicando, solo influyen procesos mecánicos, para que el aceite conserve todas sus cualidades. Una vez envasado, solo queda que nuestro aceite llegue a la mesa de su casa, para disfrutar de su olor y sabor intachables.

Aceite sin filtar

Siempre poniendo un especial cuidado desde que entra el aceite en nuestras instalaciones, en su elaboración y tratamiento en las distintas fases de su manipulado, siempre mecánico, sin ningún proceso químico, con el fin de mantener intactas todas sus cualidades, conservando sus valores nutricionales y sustancias antioxidantes, para que llegue a usted lo mejor de nuestros productos.

La gran diferencia con respecto al proceso anterior, el AOVE no pasa por los filtros. Se deja reposar el aceite para que de esta manera decante de manera natural y una vez hecho esto, se envasa el producto como explicamos anteriormente.

Como explicamos aquí, hay distintos tipos de procesos y eso no implica que se mejor o peor para el AOVE, si no que simplemente, es diferente. Una característica que del aceite sin filtrar con respeto al que se filtra es el sabor, pues este tendrá un sabor intenso, puede que hasta ligeramente picante y a la vista veremos que tiene un aspecto más denso, con aspecto turbio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR